Cuento de las Administraciones Públicas Reformadas

9 07 2013

Por Álvaro Torres by Imagination

Después de mis largas vacaciones con ánimos y humor renovados…. comenzaré contando un cuento… el cuento de las Administraciones Públicas… Como todos los cuentos empiezan…. Y este cuento no podía ser menos:

                                                                                                                                                                                                                                                  …. letra erase que se era…. en un lugar lejano, un lugar perdido, tan lejano que recuerdo ya vagamente su nombre, era algo así como España…… había una vicepresidenta, que digo vicepresidenta, la emperatriz de un pueblo, cada día se dormía con tranquilidad absoluta y con la luz de la luna en su cara y un rayo de sol, entrando por la ventana a regañadientes la despertaba para seguir tomando medidas que a su pueblo enojaba…

Despertose la emperatriz del pueblo para reformar la administración perdida, tantos políticos sobraban pero ninguno quitaría… medidas para la administración de corta mira… que solo quitaba miles de trabajadores que en ella se hallaban, sólo veintiséis mil millones con eso se ahorraba y bajando los jornales otros trece mil amortizaba… engaño en la administración que solo a ciudadanos afectaba…

Había unos señores que teóricamente al pueblo defendían, causa no suficientemente justa, pues qué quiere su pueblo de defensa de sus derechos… si con ella ya bastaba… también quitaría a éstos, pues parece que sobraban…

Otra vez quien pagaba la mal llamada reforma administrativa era el ciudadano que cada vez más se indignaba…

Un día como otro cualquiera, después de tanto desatino,  de nuevo el rayo de sol, entrando por la ventana, esta vez a regañadientes a los ciudadanos despertaba, un día como cualquiera pero en la imaginación de ellos un sueño aparecía, era el sueño en un lugar donde se respiraba ilusión y magia, mil razones tenían para luchar contra ese sueño y así cada una de las mil siempre esgrimían, sueños de libertad, de ilusión y de esperanza guardado hasta el día siguiente a que mejor tiempo llegara.

Mil y una razones pudieron hacer realidad el sueño que la verdad en un rincón de la imaginación de los ciudadanos se hallaba y desde ese día no se sabe ni como… la gente ya no callaba….

Un afectuoso saludo a todos,

Álvaro Torres

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: